Indiana Jones and The Last Crusade para SEGA MegaDrive


Indiana Jones and The Last Crusade fue lanzado en 1989 en primer lugar para DOS, y posteriormente para Amiga, Amstrad CPC, Atari ST, Commodore 64, MSX, ZX Spectrum Game Boy, Nintendo Entertainment System (NES), Sega Master System, Mega Drive/Genesis y Sega Game Gear. La versión para Megradrive llega en 1993, 4 años después que el resto de versiones siendo una de las mejores versiones que se han creado.



Iniciamos la aventura como en la película en el momento en el que el joven Indi tiene que robar la Cruz de Coronado y escapar de los malhechores buscadores de tesoros, primero por las minas de Utah y luego por el techo de un tren! Te suena cinefilo?. Esta es la primera pantalla de un gran juego. El viento seco del desierto absorbe la humedad de tu cuerpo, mientras los rítmicos vaivenes de tu caballo te sumergen en un sueño despierto. Siempre el desierto... hace años en la yerma tierra de Utah enfrentándote a ladrones de tumbas y ahora en el anciano Egipto teniendo que cargar con la falta de escrúpulos de la máquina enemiga de guerra. El enemigo quiere usar el Santo Grial para llevar a cabo sus retorcidos propósitos de dominar el mundo. Peor todavía, han secuestrado a tu padre! Y si fueras Luck Skywalker no me importaría pero tu padre no es Darth Vader... si no Sean Connery! Así que debes detenerlos antes de que le torturen y sodomicen para sacarle los secretos del Santo Grial.
Agarras el látigo, y espoleas tu caballo al galope. Conseguirás el Grial, Nadie podrá detenerte! Y eso que no te lo pondrán fácil. Este juego de plataformas obliga al jugador a ser bastante preciso en sus movimientos. Intervienen en el juego muchos elementos móviles como techos que se desploman o plataformas que desaparecen. Por si fuera poco hay otros elementos que influyen en el juego como por ejemplo antorchas que al pasar de los minutos se acaban apagando [me recuerda a alguna pantalla de Prince of Persia el juego de Pc de los años '90].
Mucha movilidad es lo nos ofrece esta aventura para nuestro personaje y su inseparable látigo. Este lo utilizaremos tanto para eliminar a malvados enemigos como para usarlo como liana para saltar al más puro estilo Indiana Jones. Además el látigo tiene vida propia y va aumentando de longitud a medida que encontramos el objeto látigo en los distintos escenarios.


Durante las partidas encontraremos pócimas que nos irán devolviendo la vida y lo necesitaremos, ya que cualquier ayuda es buena. Entre todos estos factores hay un bastante importante en el juego por la presión que ejerce sobre el jugador. Este es la línea de tiempo. Tenemos un tiempo máximo para terminar la pantalla. Si no lo conseguimos nuestro Indi morirá.


El escenario:
Preparate para una accion sin pausa! Para salvar el Santo Grial y a tu padre del brutal enemigo, deberas realizar muchas hazañas. Preparate a vivir una aventura sin par!

Escena primera: Las cuevas de Utah.
Tu mision es encontrar la Cruz de Coronado escondida en algún lugar del horrible laberinto de cuevas con rios subterraneos venenosos, desprendimientos peligrosísimos y lluvia de estalactitas que deberàs esquivar. Por si eso no es bastante, una banda de vaqueros con cara de trols, están buscandote para detenerte. Escapa de ellos en una vagoneta abandonada que tufa a boñiga. Necesitarás reacciones ràpidas para esquivar las rocas y agarrar la cuerda. Si no consigues la segunda antorcha a tiempo te encontrarás luchando en la oscuridad rollito sala oscura, y nadie puede sobrevivir mucho tiempo haciendo eso... Así que será mejor que te des prisa. Y aun queda el enredo con el terrible Tex Thomson, el guardián de la Cruz. Pelea contra el, o usa la cabeza, porque puede que haya otro modo de deshacerse de él.




Escena segunda: La gran fuga.
Tienes la Cruz, pero los bandidos están pisándote los talones, mientras te habres camino por encima de un tren que trasporta un circo. Los tejados están podridos, así que andate con cuidado o caerás dentro, lo que puede ser buena o mala suerte, depende del vagón. No es muy divertido caer en el nido de serpientes, pero los leones parecen simpáticos y los magos pueden ayudarte con encantamientos! Estate atento a los obstáculos o se te acabará el billete,. Hablando de billetes, a Chief Quiver, un as arrojando flechas, no les gustan nada los polizones, así que acercate, salta y agachate y todo esto cruzando los dedos porque de suerte necesitarás y mucha.




Escena tercera: Las catacumbas.
En las profundidades de las catacumbas venecianas yace Sir Richard, un caballero de la mesa cuadrada de la primera Cruzada. Su escudo es una de las piezas necesarias para  resolver el enigma del Grial. Explora esta sucia tumba que apesta a ratas y petróleo. Mantén la alerta, hay antiguas trampas que arrojan lanzas en tu dirección. Recuerda "aquel que vacila está perdido" así que salta derecho si quieres tener éxito. Por simple diversión Abdoul Arson, el feroz tragaldabas tragafuegos que guarda la tumba, ha prendido fuego a las catacumbas, no se salvan ni las ratas. Incluso si le derrotas, asegúrate de saltar en la dirección correcta, si no quieres quemarte los pies al más puro estilo bondage.





Escena cuarta: El castillo de Brunwald.
Te tocará balancearte, adentrándote en las crueles tierras del imperio enemigo. Encubierto por una violenta tormenta, deberás escalar la fortaleza y rescatar a tu padre. Evita los focos de vigilancia mientras te agachas para esquivar los pedrazos de la pared del castillo que se desprenden golpeados por los rayos. Enfréntate a Gustav, el gorila que vigila a tu padre, que sólo puede ser azotado por detas[y no es broma 100% real]. Necesitarás reacciones "ligeras" para escapar de esta pantalla, si es que le vences.




Escena quinta: El Santo Grial.
El enemigo ha disparado a tu padre en toda la tripa al más puro estilo Bronx. Ahora más que nunca, necessitas los poderes curativos del Grial. Primero debes superar tres devastadoras trampas: El Aliento de Dios, La Palabra de Dios y El Salto de Fe. Continua sin parar que el tiempo vuela. Debes mantenerte sereno bajo tanta presión y recuerda todo lo que has aprendido. Puede que el latín sea una lengua muertan pero, podría salvarte la vida! Antes de coger el Grial, tendrás que superar una terrible prueba de fe en tus propias habilidades. Recuerda, en la Sala del Grial "no es oro todo lo que reluce".


A jugarrrr!!!!!

1 comentari:

  1. Es curioso, porque a este juego le he dedicado bastantes horas, pero casi siempre en exclusiva a las versiones de 8 bits.
    La de Mega Drive, casi sin darme cuenta, la dejé un poco de lado.
    Supongo que en mi irresistible afán de buscar novedades.
    En aquella época pretendía jugar a cualquier cosa nueva.
    Ahora en cambio hago todo lo contrario, fijo la vista en los títulos de antaño.

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...